Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
El sector del Comercio y la Gastronomía en Villa Clara, se afana en los últimos años en cambiar lo que debe ser cambiado, lo cual incluye la búsquedas de alternativas para salir adelante en medio de las más complejas circunstancias, además de desterrar prácticas obsoletas que no están acorde a los tiempos actuales y a las necesidades de la población.
En Chaparra, poblado cabecera del municipio de Jesús Menéndez, contrastan las abundantes ofertas de los puntos de venta y cafeterías de cuentapropistas con las que exhiben establecimientos similares de la parte estatal lo que denota la necesidad de asumir de una manera más dinámica las medidas aprobadas para perfeccionar la labor en este sector, cuyo impacto en el bienestar de la sociedad es grande.
El viernes último, un amplio grupo de los llamados nuevos actores económicos vinculados al comercio, la gastronomía, los servicios y al turismo, debatie­ron con la máxima dirección de los ministerios respectivos sobre cómo unir acciones en aras de avanzar luego de la creación de las micros, pequeñas y medianas empresas.
El azúcar normada correspondiente al mes de junio está garantizada, aunque las entregas se realizan de manera escalonada según las disponibilidades, afirmaron autoridades del Ministerio de Comercio Interior.
Las principales propuestas recreativas de la provincia fueron expuestas en la Comisión de Recreación, que contó con la presencia de Osvaldo Vento, presidente del Inder, y las máximas autoridades del territorio.
Existe la voluntad real del Gobierno de escuchar y asesorar a los nuevos actores económicos para que los proyectos que se crean dinamicen la economía, aseguró hoy Betsy Díaz Velázquez, ministra de Comercio Interior.
En concordancia con las normativas jurídicas aprobadas, comenzó en el país la licitación para el arrendamiento de establecimientos del comercio minorista a los diversos actores económicos, en aras de dar mejores servicios a la población y rescatar otros en detrimento.
El máximo órgano de gobierno dedicó su sesión correspondiente a mayo a analizar el desempeño del comercio y la gastronomía, entre otros temas
En el año del Centenario de la villa —1919— en manos de otro José catalán, Ferrer y Sires, exportó un millón de sacos de azúcar por un valor de 17 millones de pesos. El propietario, miembro de la New York Coffee and Sugar Exchange, regenteaba por entonces dos oficinas: una en Argüelles número 150 y la otra en Wall Street 80.